22 febrero 2012

Adictos a la Escitura: Especial San Valentín: Diseña tu propio Cupido. (Febrero 2012)

¡Hola a todos!
Este es el primer proyecto de este año que hago, ya que el mes pasado no pude participar.
Antes de dejar el relato tengo que decir que he utilizado a los mismos personajes que creé para el proyecto de diciembre: Versionando la Navidad 
Así que si a alguien le suena es por eso ^^ Bueno el texto es muy sencillito creo yo, pero espero que os guste y por cierto si encontráis faltas o errores ayudadme que estaré encantada! :)




La leyenda del catorce de febrero

Desde las navidades Aeren e Inad habían seguido muy unidos. Las clases comenzaron de nuevo en la escuela de magia e Inad presentó a Aeren a sus amigos de clase. Poco a poco Aeren se fue integrado más en la escuela gracias a él.
Incluso podría decirse que ahora tenían lo que se dice una pandilla. Estaba bien, ya que eran unos pocos y se divertían mucho, pero a Aeren no acababa de convencerla demasiado la idea de tener tantos amigos. Le costaba fiarse mucho de la gente por sus anteriores experiencias y ya no podía pasar tanto tiempo a solas con Inad.
Eso le disgustaba ya que nadie era tan especial como él en su corazón.

Un día de febrero Aeren se quedó por fin a asolas con Inad después de la clase de “Hechizos de transformación” y le preguntó si quería salir.
­—¿Inad, te apetece ir a tomar algo mañana?
—Bueno, preguntaré a los chicos pero no creo que Andaira y yo podamos —respondió con dudas.
—Los chicos... Bueno, yo me refería a ti y a mí solos —dijo con sinceridad.
 Inad se dio cuenta entonces de que Aeren no sabía que día era mañana, al igual que en diciembre no sabía que era la Navidad.
—¿No sabes que día es mañana verdad?
—Sí, catorce de febrero —dijo ella.
—Ya, pero es un día especial, es el día de los enamorados. Por eso yo tengo una cita con Andaira.
Aeren se quedó paralizada, eso quería decir que Inad estaba enamorado de otra… De Andaira, una de sus amigas de la pandilla.

—Según dice la leyenda, —explicó Inad ­—hace muchos años uno de los mejores magos del país se enamoró de una maga fea y sin grandes poderes mágicos. Todo el mundo hablaba mal de él y se reía de la pobre maga, que a pesar de ser vulgar era una buena chica y muy noble.
Un catorce de febrero salieron juntos a pasear y la gente comenzó a lanzarles hechizos que dejaron a la chica un peor aspecto, todo el pueblo se burló de ella.
Entonces, el gran mago decidió que merecían un castigo. Así que creó a un ser llamado Atram, con un hechizo en el que mezcló el más profundo amor que sentía por la vulgar maga y el gran odio que sentía hacía la gente por haber prejuzgado a su amada.
Atram era un ser diminuto  que podía correr y saltar a gran velocidad. Pero esa no era la mayor cualidad de Atram, la mayor virtud es que en la mano derecha llevaba el amor y en la izquierda el odio. Así que se cuenta que Atram corre y salta por el mundo, chocando sin querer con la gente, y así tocándoles con una u otra mano hace que las personas se enamoren o se odien.
—Pero no lo entiendo. ¿Cuál es el castigo entonces? —preguntó Aeren confusa.
—Pues que la gente no puede elegir a quién querer, igual Atram te toca con la mano derecha que con la izquierda, así igual te enamoras de la chica más fea del mundo que odias a la más bonita.  Pero en fin, es solo una leyenda, no conozco a nadie que haya visto a tal ser. Aun que quién sabe… La magia siempre puede sorprendernos.


Ahora Aeren sabía la historia y qué se celebraba el catorce de febrero, el día de los enamorados.  Pero lo cierto era que no le gustaba nada. ¿De que servía un día de los enamorados cuando los no correspondidos tenían que sufrir?
Triste se fue a la biblioteca a hacer los deberes y el resto del día se sintió igual de decepcionada.  Estuvo sola todo el tiempo a pesar de  que sus amigos la invitaran a ir con ellos.
A la mañana siguiente despertó sin ganas, el día de los enamorados había llegado y ella lo pasaría sola.
Maldita leyenda estúpida, ningún ser debería poder decidir a quién debe odiar o querer cada persona. ¿Por qué tenía que enamorarse ella de Inad si no le correspondía? No creía demasiado en la leyenda viendo cómo era la vida, pues enamorarse y odiarse depende de muchas situaciones y factores.

Por la tarde pasó por delante de la cafetería y allí les vio juntos, riendo.
En la mesa había un ramo de flores que seguramente Inad le había regalado a Andaira, conociéndole lo habría hecho aparecer con unos hechizos.
¿Y que podía hacer ella? Nada, sólo resignarse.
Llegó a su habitación dispuesta a seguir estudiando para distraerse, no quería seguir lamentándose, pero un ramo de rosas azules que descansaba en su cama cambió sus planes.
Lo cogió y leyó la nota:
 “Lo siento, sé que ya no pasamos tanto tiempo juntos, pero no te preocupes. Te prometo que un día de estos saldremos juntos, los dos solos.
Espero que las flores te gusten, tú también te las mereces.
Son tan bonitas como tu piel.
Inad.”
Aeren sonrió, se sonrojó, se sintió feliz pero también confusa. Una explosión de sentimientos y la verdad, no entendía demasiado lo que Inad sentía, todo era muy extraño.
Ella creía que le gustaba Andaira y nadie más, pero el precioso ramo de rosas le hacía tener el presentimiento de que Inad sentía algo más especial que amistad.
¿Qué podía pasar entonces? Tenía la necesidad de saber que estaba pasando, no quería que jugara con ella. Pero no podía hacer más que esperar a que Inad terminara su cita con Andaira y así hablar con él. 

 Mientras tanto Inad seguía en su cita, que no estaba resultando ser lo que él esperaba. Andaira era guapa, una buena chica, pero algo le fallaba. Que era demasiado presumida quizá,  o que tenía algunas actitudes que no acababan de convencerle. Pues cuando le dio el ramo la chica no se sorprendió demasiado, apenas le dio las gracias y dejó el ramo en la mesa, ni si quiera pidió un jarrón para ponerlas en agua.
Aun que la conversación había sido muy agradable y no lo estaba pasando mal con ella Inad no dejaba de pensar en Aeren. ¿Le gustarían las rosas? Seguro que sí.
¿Pero por qué no podía sacarse a Aeren de la cabeza cuando había estado esperando la cita con Andaira con tanta impaciencia?
Quizá la leyenda de Atram era cierta y a él le había tocado dos veces con las dos manos…


17 comentarios:

  1. ¬¬ No me simpatizas!!! ¡Qué historia más linda! y de sencilla no tiene nada jajaja

    ResponderEliminar
  2. Me gusta Atram!! Genial ser con un poder tan inmenso...
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, estas historias me recuerdan mis amores platónicos con mis compañeros de la secundaria y la preparatoria.

    Atram es un arquetipo de Cupido muy enigmático, a mi parecer.

    Mi querida Nerea, este relato no está fuera de la realidad; sólo que déjame leer tu relato de diciembre que hiciste en el año pasado.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar
  4. Recuerdo el relato de Navidad. A mí me gustó, así que este sigue le igual o incluso me ha gustado más aún. ¿Habrá más continuaciones? Eso espero, me gusta esta historia :P

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Atra, definitivamente es muy diferente a el típico cupido, pienso que si has logrado el objetivo y además el resultado es muy entretenido, yo no leí el relato de diciembre pero creo que le echaré un vistazo xP....saludos y felicidades :)

    ResponderEliminar
  6. Me encantó!!
    Recuerdo tu historia de diciembre y la continuación en esta oportunidad te quedó preciosa. Muy lleno de magia e imaginación. Me gusta mucho como transmites los sentimientos de tus personajes!!

    Un placer leerte!!

    ResponderEliminar
  7. Respuestas
    1. Arreglado! Que poco me fijo se nota que estoy un poco enferma jeje

      Eliminar
  8. Me podría hacer el favor de entregarme a Atram? juro que lo cuidaré con mi vida jajaja un relato entretenido, me encantó.

    Saludos~

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué bonito, Nerea! Y me ha gustado mucho tu Cupido. No leí los relatos de Navidad por falta de tiempo, pero creo que no me he perdido nada con tus personajes, ¿no?
    Ha sido muy sencillo y simpático.
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno solo algunos detalles de la vida de la protagonista jiji ^^
      Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado Atram :D

      Eliminar
  10. Me gusta bastante la historia y la leyenda es muy buena..
    Nos leemos.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  11. Que hermosa y que creatividad tienes para crear personajes e historias, felicidades. Veo que te gusta la magia, he leído algunos relatos tuyos sobre ese tema... todos muy lindos :-D

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola! ¡que genial que sigas con esos personajes, me agradan mucho! ¡Ojala queden juntos! ;) Yo también he pensado hacer algo más con los personajes de mis ejercicios, tomarles cariño es irremediable, Con gusto espero por si escribes algo más de estos magitos :) Pd. sólo encontré dos palabras pegadas? asolas?

    ResponderEliminar
  13. Hola me ha encantado tu relato, como expresas una realidad. quien en su vida no ha estado loca por alguien sin pararse a pensar que por el que de verdad sientes es quien tienes al lado. un beso Espero que sigamos leyéndonos

    ResponderEliminar
  14. ¡Me encantan estos dos personajes tuyos! Es un relato bonito, sencillo y repleto de originalidad. ¡Es genial!
    Lo que no dejo de pensar es que quedarían muy bien las historias de estos dos (presumiendo que quisieras darles más momento) en viñetas.
    Y también me pregunto quiénes serán Marta y Ariadna jajajaja
    Un saludo!

    ResponderEliminar

Escribe lo que quieras y lo leeré encantada, la única norma es respetar.
¡Gracias por tu comentario!